Carrito de compra

7 de mayo de 2020

La planta del café: El socio principal del productor

La planta del café: El socio principal del productor

Una variedad es el tipo de planta de café con la que un agricultor se asocia, ya que los riesgos al no diversificar sus cultivos pueden tener un gran impacto tanto en el campo como en la percepción de los consumidores. Las plantas, una vez sembradas, tardan entre 3 y 5 años en producir sus primeros granos de manera óptima. Por lo que el riesgo de equivocarse en la planta que mejor se adaptará a las condiciones del campo en combinación con la percepción del mercado en el que se comerciará puede costar años de esfuerzo, dinero y causar una gran decepción.

¿Cuáles son las razones que hacen a una variedad de café preferible sobre otra? Desde la perspectiva del productor podemos pensar en 4 características básicas; productividad, sabor y preferencias del mercado, tiempo de maduración, y resistencia contra plagas.

Un productor de café preferirá algunas variedades sobre otras, ya que espera el mayor rendimiento del cultivo para optimizar sus ganancias. La productividad de la variedad sembrada dependerá también de las condiciones geográficas, la nutrición de los suelos y los trabajos realizados en campo, sin embargo, existen variedades que, por sí mismas, son más productivas que otras. En Finca Hamburgo producimos más de 20 variedades y sin duda las más productivas son la variedad Sarchimor y la variedad Catuaí.

Si bien la productividad es muy importante para que el cultivo de café sea un negocio sostenible, la preferencia del mercado tendrá la misma influencia sobre las variedades con las que el productor decide asociarse, ya que sin los atributos que los clientes buscan en una taza de café, por mayor productividad que el cultivo genere, esta no será suficiente razón para la venta de los granos. La calidad de la taza suele medirse de acuerdo a estándares internacionales, mediante la cata del café. Cada variedad de café tiene un mercado específico, algunos más sofisticados que otros. Sin olvidar que la mejor taza de café es la que a ti más te guste, existen consensos sobre las variedades más atractivas a los consumidores en general. Los cafés que más buscan los clientes en Finca Hamburgo son la variedad Bourbon y las variedades Márago y Pacamara, cafés muy especiales en taza.

Cada variedad tiene su propio tiempo de maduración. Si un productor cultiva únicamente una variedad de café, corre el alto riesgo de llegar tarde el tiempo óptimo para cosechar los granos maduros y perder grandes cantidades de frutos de calidad. Al diversificar sus cultivos de café, el productor podrá prolongar el tiempo de cosecha y pizcar todos los frutos maduros en el momento preciso. Esto también permitirá reducir el número de trabajadores necesarios para levantar la cosecha entera; mientras que para cosechar 3 mil kilogramos de una variedad se necesitan 100 pizcadores, al cosechar 3 mil kilogramos de 2 variedades con distintos tiempos de maduración solo se necesitarán 50.

Por último, el productor debe evaluar la susceptibilidad de la variedad con la que planea asociarse, ya que una plaga podría devastar completamente su plantación y, si esto sucede, no habrá oportunidad para pensar ni en los tiempos de maduración, la productividad, y mucho menos en el perfil de taza adecuado. Una variedad puede ser más resistente a unas plagas que a otras, por ejemplo puede defenderse muy bien contra La Roya, pero esta puede ser muy vulnerable al Ojo de Gallo, por lo que una diversificación correcta podría disminuir los riesgos.

Estas 4 características propias de cada variedad de café significan la base en la toma de decisión de cualquier agricultor a la hora de emprender sus cultivos. Es por eso que el principal socio del productor será siempre la planta del café.